Malcorra en la Antártida: debut como Canciller será vía Chile

Viaja a visitar la base de investigación Carlini. La comitiva, primera de la Cancillería que pisa suelo polar, irá primero a la base chilena Frei, que cuenta con el aeropuerto más cercano. El traslado desde allí será en barco.

not_869113_11_224254.jpg

La canciller Susana Malcorra visitará la base antártica Carlini (exteniente Jubany). Es la primera vez que un ministro de Relaciones Exteriores pisa la Antártida. Hay que reconocerle a Malcorra originalidad en un hecho simbólico demorado por todos los antecesores desde la recuperación de la democracia. Corresponde a esa cartera la aplicación de la política nacional antártica cuyo objetivo es afianzar los derechos argentinos de soberanía en la región. Otra señal no menor del periplo es que Malcorra y su comitiva integrada por la directora nacional del Antártico, Fernanda Millicay; el director del Instituto Antártico Argentino, Rodolfo Sánchez; y el director nacional de Política Exterior Antártica, Máximo Gowland, harán escala en la base chilena Frei, -la más importante del sistema trasandino-, y de allí se dirigirán hacia Carlini. La posta en Frei sería una “entrega” a ojos de analistas gestálticos dado que no se llega a Carlini desde suelo criollo sino desde el trasandino.

 

Millicay, directora del Antártico, dijo a la agencia Telam que “el motivo por el cual se arriba a la base Frei es por sus mejores posibilidades de aterrizaje, en comparación con la base argentina Marambio”, gestionada por la Fuerza Aérea. Habría otras razones menos odiosas que la comparación, rareza en boca de una diplomática, de cualidades operativas (una pista de 800 metros contra otra de casi 1.200 y ripio mejorado).

El vínculo con Chile avanzó sin pausa tras la finalización de las controversias limítrofes (Canal Beagle, Campos de Hielo Patagónico, Lago del Desierto y otros). Malcorra junto a su colega chileno Heraldo Muñoz profundizaron la alianza en temas antárticos el 22 de diciembre pasado en el marco de la VIII Reunión Binacional de Ministros que se realizó juntamente con la VI Reunión de Intendentes y Gobernadores de la Frontera Común, entre Chile y Argentina. Firmaron el Memorando de Entendimiento de Cooperación entre el Instituto Antártico Argentino (IAA) y el Instituto Antártico Chileno (Inach). Se diría el anticuerpo de Malcorra a maledicencias por la breve estadía en pretendido territorio antártico chileno. Aquel texto expresa el compromiso de profundizar la construcción de una asociación estratégica en materia antártica, incluyendo la promoción de posiciones convergentes en los 20 principales foros del Sistema del Tratado Antártico y la evaluación del establecimiento a futuro de una nueva base científica conjunta en territorio antártico. Más claro, una base binacional con gestión alternada y ciencia producida por equipos de ambos países. El mismo modelo de trabajo que practican los militares argentinos y chilenos en la Fuerza Binacional de Paz “Cruz del Sur”.

Hoy está previsto que Malcorra y la delegación parta de la base aérea Río Gallegos en un avión Hércules hasta Frei. Luego, en la Antártida, manda la meteorología. La Armada alistó y dio órdenes al aviso Islas Malvinas, uno de los remolcadores de altura adquirido a la Federación Rusa, para que se haga cargo del traslado del contingente diplomático hacia la base Carlini. Para la maniobra, casi un turismo de aventura para la canciller, tendrá que vestirse con buzo antiexposición que la preserve del frío, abordar un gomón, embarcar en el aviso Islas Malvinas para repetir luego esa misma operación frente a la costa de la base Carlini. El modo aéreo, utilizando un helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea que está desplegado en la base vicecomodoro Marambio quedó sujeto a las condiciones del clima. Aunque otras voces dicen que hay una directiva de seguridad de la Fuerza Aérea para vuelos en la Antártida que establece que los desplazamientos de helicópteros deben ser “en sección”: dos aeronaves y no se cuenta con el número regulado.

La Base Carlini, nombrada así en 2012 en reconocimiento del científico Alejandro Carlini, antes se denominaba Base Teniente Jubany, es una estación científica permanente argentina en la isla 25 de Mayo (o isla Rey Jorge) de las islas Shetland del Sur. Operada y administrada por la Dirección Nacional del Antártico.

Malcorra: “El Programa Antártico Argentino es uno de los más activos del mundo”

“La Antártida tiene un significación muy importante para los argentinos y para el futuro de nuestro país. Es un tema con una larga historia que nos une a todos”, aseguró la canciller Susana Malcorra al presidir hoy en el Palacio San Martín el acto de lanzamiento de la Campaña Antártica de Verano, con la presencia -entre otros- de autoridades del Ministerio de Defensa, de la Dirección Nacional del Antártico y del Instituto Antártico Argentino.

“Que estemos desarrollando la 113 campaña antártica demuestra que los funcionarios, científicos y fuerzas armadas, de antes y de ahora, somos continuadores de una tradición antártica que lleva más de 110 años”, afirmó Malcorra ante un salón colmado.

La jefa de la diplomacia argentina recordó que la historia pionera de nuestro país en la Antártida fue “testigo de la acción de hombres como José María Sobral, Julián Irízar, Hernán Pujato, Jorge Leal y Mario Luis Olezza, entre otros”. También recordó a recientemente fallecido Embajador Juan Carlos Beltramino, quien integró la delegación argentina que negoció el Tratado Antártico en la Conferencia de Washington de 1959, en la que la Argentina, gracias a su intensa actividad antártica y a su alto interés en el continente, integró la “mesa chica” de doce naciones que decidiría el marco jurídico para ese continente.

Malcorra, además, explicó: “Cuando la defensa de nuestros intereses demandó, en los orígenes de la actividad antártica, que el despliegue fuera territorial, la Argentina lo cumplió de manera efectiva gracias a las Fuerzas Armadas. Hoy, la defensa de nuestros derechos e intereses demanda un sólido despliegue científico de alta calidad, con investigaciones relevantes”.

“El Programa Antártico Argentino, que está entre los más activos y relevantes del mundo, es un ejemplo de una verdadera política de estado que se ha mantenido inalterada tras más de un siglo. Se trata de un gran desafío de trabajo conjunto en el que la ciencia, la logística y la diplomacia coadyuvan a un objetivo prioritario de la Argentina: propugnar sus derechos e intereses en la Antártida”, agregó.

Sobre el final, la canciller recordó: “En diciembre último la partida del aviso ARA Puerto Argentino inició un despliegue que se está desarrollando de manera eficiente, con logística propia. Los insumos y víveres están siendo embarcados en buques de la Armada y en aviones de la Fuerza Aérea y distribuidos en nuestras 13 bases – las permanentes y las de verano. También se está produciendo el relevo de dotaciones y el despliegue de personal científico y de apoyo”. Y anunció: “La actividad científica en cooperación con otros países se incrementará este año en virtud de nuevos acuerdos que se están negociando con otros países antárticos”.

Fuente:

http://prensa.cancilleria.gov.ar/malcorra-en-la-antartida-debut-como-canciller-sera-chile

http://cancilleria.gov.ar/malcorra-el-programa-antartico-argentino-es-uno-de-los-mas-activos-del-mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s